13. La Unión y el Amor del Iud Tet Kislev – KISLEV 5777

Meditaciones Jasídicas para KISLEV 5777
Hoy es domingo 17 de Kislev, y es la celebración anticipada de 19-Iud Tet Kislev con el rav en Ierushalaim.

Vimos que la guematria de “19 Kislev”, 135 es igual a mah mah mah. 19 Kislev: י”ט כסלו = 19 más 116 = 135 Ma”h – Mem Hei: 45 יוד הא ואו הא Mah es un Nombre de Dios, el milui del Nombre Havaiá.

Havaiá corresponde a la sefirá de belleza, cuyo poder interior es la misericordia en el corazón y también puede sumar 72 (ain bet) y 63 (samej guimel), que también son dos “miluim” del Nombre más elevados, correspondientes a jojmásabiduría y bináentendimiento, respectivamente, cuyos atributos interiores son bitulanulación y simjáalegría.

Milui: Nombre completo A”vAin Bet: 72 יוד הי ויו הי Sa”gSamej Guimel: 63 יוד הי ואו הי Ma”hMem Hei: 45 יוד הא ואו הא Ba”n Bet Nun: 52 יוד הה וו הה

¿Qué más nos dice esto de acuerdo a la Torá del Jasidut la unificación A”v Sa”g, que es la raíz suprema del 19 de Kislev?

El Nombre A”v es la esencia del alma del judío, eitánfirmeza en el alma. Esto se expresa con el mesirut nefesh, cuando el judío entrega la vida. Hasta el más simple e ignorante entrega su vida por santificar el Nombre de Dios. Esto proviene de su propio A”v. Uno de los principios fundamentales del Jasidut y del libro de Tania del Admur Hazakén, es revelarlo y despertarlo en cada uno.

Reconocerlo en nuestro ser, estar todo el tiempo concientes del A”v que hay en mí, el lugar de la firmeza, Tania tiene las mismas letras que eitan. El Nombre Sa”g, está escrito explícitamente en el Tania Sagrado, es la cúspide del amor a Hashem.

Hay tres peldaños de amor a Dios: con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Con todo tu corazón significa con tus dos inclinaciones, su naturaleza del bien y su naturaleza del mal. Con toda tu alma significa entregar hasta tu alma. Con toda tu fuerza significa con todas las cualidades con que Dios te ha dotado, debes agradecerle mucho, y también significa con todo tu patrimonio, cuando la persona entrega todo en aras de Dios. Hay un dicho muy conocido e importante del Rebe Shneur Zalmen, del cual celebramos hoy su liberación, y de todos los Rebes de Jabad, que el judío no puede y no es capaz de ninguna manera estar separado de la Divinidad.

El judío tiene que estar conectado a Dios porque esa es su esencia, y a veces eso está oculto, pero el cometido del libro de Tania, o sea del Jasidut es justamente revelar, cómo el judío tiene una dependencia intrínseca y completamente esencial con Dios Bendito Sea. Ahora, que yo no pueda estar y existir sin la presencia frente a mí del “Tú”, “bendito eres Tú Havaiá”, que Tú y yo tenemos que acoplarnos y unirnos tangiblemente, es la revelación del Nombre A”v. Y que a causa de esto asciendo a niveles del amor a Hashem, mi alma se derrama frente a Hashem y quiere elevarse hacia Él, correr al regazo de mi Padre en el Cielo con todo mi corazón y con toda mi alma y toda mi fuerza, hasta llegar a Él, denominado por los sabios “hacen la Voluntad del Todopoderoso”, proviene del Nombre Sa”g.

Por lo tanto, la fuerza interior y esencial del 19 de Kislev es unificar esos dos elementos, el Nombre A”v y el Nombre Sa”g, que juntos suman 19 de Kislev.

En otras palabras, siento y soy conciente que yo y Hashem tenemos que estar juntos, no puede ser que uno esté sin el otro, no existo sin Hashem. Y la verdad es que Hashem me quiere y me necesita, y no puede estar sin mí.

Ese es el eitan shebaneshama, la firmeza que hay en el alma. Y automáticamente se unifica con el Sa”g, un tremendo correr a lo Alto con amor revelado que se inicia en el corazón y alcanza a todo el cuerpo, que es el nefesh, y llega incluso a todo lo que se relaciona conmigo en este mundo, todo lo que me rodea, lo circundante lejano que es “con toda mi fuerza”. Así hay que unificar o sentir esta unión del A”v con el Sa”g, hoy, en la Festividad de la Redención del Admur Hazakén, 19 de Kislev.