dom. Sep 22nd, 2019

Ahora Ya Lo Sabemos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ahora Ya Lo Sabemos

Paseando por Ierushalaim, me encontré con un señor árabe, de unos sesenta años, vestido a la usanza occidental. Se dio lugar a unas palabras y me dijo que era musulmán. Quise saber qué pensaba de la situación actual de Israel, cuándo se iban a terminar las peleas para vivir en paz. Muy directamente me dijo que la tierra de Israel les pertenece, y que la paz llegaría cuando terminemos con la “ocupación” y toda la tierra vuelva a las manos de sus dueños, o sea ellos. Pensé para mis adentros: perfecto, ahora se puede hablar de forma clara y abierta. Y se produjo el diálogo que transcribo a continuación.

  • Pero usted sabe que la Tierra de Israel es nuestra, que hace miles de años estamos aquí, desde que salimos de Egipto y antes nuestros patriarcas. Fuimos echados, pero nunca dejó de haber judíos, ni dejamos de reclamarla y añorarla y esperar volver. Hashem nos dio la Tierra como herencia y aquí estuvieron nuestros reinos y el Beit Hamikdash, en Ierushalaim, muchos siglos antes que ustedes.
  • De ninguna manera, aquí no hubo ningún templo, ustedes vinieron para salvarse del Holocausto a ocupar la tierra de los palestinos. Además nosotros estamos desde antes que ustedes. Mi familia vive aquí por muchos miles de años.
  • Evidentemente le mintieron o me está mintiendo. Puede ir a pocos metros de aquí y ver los restos del templo, que ustedes están tratando de ocultar y terminar de destruir. Por otra parte el islam se creó hace poco más de mil años, así que no se de qué miles de años me habla. Y si me dice que vienen de Ishmael, está bien claro que la herencia de la Tierra fue para los descendientes de Abraham, Itzjak y Iaakov.
  • Pero nosotros venimos de los Canaanitas. Ellos vivían aquí antes que ustedes y desde esa época es nuestra tierra. (Este es un argumento que no había escuchado, pero como los misioneros o los así llamados por ellos mismos “judío mesiánicos” y otros, ellos también están buscando argumentos y caminos nuevos para justificar la eliminación de los judíos.)
  • Entonces usted cree en la Torá, todo eso lo sabe porque allí está escrito”
  • Exactamente, y en el Corán”
  • Entonces seguramente habrá leído que Dios les sacó la tierra a los canaanitas porque realizaban cosas que eran en contra de Su Voluntad y se la dio a los Hijos de Israel. Ese es un pacto eterno, y Hashem no se equivoca con quién firma pactos y no acostumbra romperlos.
  • Pero ustedes son los que no cumplen el pacto, entonces como descendientes de Ishmael y de los canaanitas tenemos el derecho a la Tierra.
  • Si es así, tampoco les pertenece, porque Ishmael al final de sus días vivió en paz con Itzjak, luego de aceptar la voluntad de Su padre de que la Tierra de Israel pertenece al hijo de Sará, quedando para él el resto de los enormes territorios que la rodean. Y Canaán, el rey de ese pueblo, le robó la Tierra a los descendientes de Shem, quien la recibió de herencia de su padre Noaj, después del diluvio cuando repartió el mundo entre sus tres hijos, Jam, Shem y Iafet.
  • Pero ustedes no cumplen con el pacto, porque los judíos no cumplen con la Torá.
  • ¿Entonces ustedes quieren que se cumpla con la voluntad de Dios o quieren eliminar a los judíos para quedarse con la Tierra de Israel? Si quieren lo correcto, entonces tienen que colaborar con nosotros para que todos los judíos y los no judíos volvamos a cumplir con la Torá. Hasta que no suceda eso no habrá paz. Y para eso necesitamos que venga el Mashíaj Ya.

Todo esto fue dicho con un tono un tanto agresivo por parte de mi interlocutor. No pienso que con una charla callejera se pueda cambiar el rumbo de la historia, simplemente fue una prueba que quise realizar, para ver si se puede hablar con los árabes para llegar a que reconozcan la verdad. Y aunque no les voy a decir que el hombre salió completamente convencido, por lo menos se llevó un mensaje sin falsedades que seguramente trabajará en su cabeza. Porque él sabe que en el Corán está escrito que no se puede tocar a un judío tzadik. Y como leemos en el Pirkei Avot, “porque en Tu pueblo son todos tzadikim”

Pero lo importante es que los judíos lo sepan. Que tienen una misión que cumplir en este mundo, en el lugar que les pertenece por derecho propio, y que si van con su verdad, con la Torá en la mano, no hay nada que los pueda perjudicar, porque Dios lo garantiza y nos protege. Por eso el Rebe de Lubavitch dijo que no ya entregar territorios, sino que “el sólo hecho de hablar, acerca de entregar territorios de la Tierra de Israel, es peligro de muerte y derramamiento de sangre”. El que no aprecia su herencia, no aprecia al que la entregó.

El que no reconoce que es un hijo predilecto de Dios y lleva dentro suyo un alma que es parte del Creador en lo Alto, tal cual, no sabe quién es en realidad. Siempre va a andar pidiendo misericordia por el mundo y proclamando “quiero ser un pueblo como todos los pueblos” o “ya no soy judío, ahora israelí”. Es sabido que la pérdida de identidad que lleva a la asimilación en las naciones del mundo, es la causa de la eliminación de los judíos, o porque los hijos ya no son judíos, o porque los pueblos nos odian por no ser fieles y nos asesinan, pensando que queremos ocupar su lugar. Cuando en realidad nuestro lugar es el más codiciado por todos y no lo sabemos.

Que Hashem vengue la sangre de todos nuestros hermanos que fueron y siguen siendo masacrados por el sólo hecho de ser judíos, que haga que todos los pueblos del mundo reconozcan al Dios Único de Abraham el primer judío y a su hijo Israel, para que juntos construyamos el mundo que Hashem planeó desde Bereshit, y que abra nuestros ojos para ver que Mashíaj ya está aquí, y podamos decir “este es”, Menajem es su nombre, que trae descanso (menujá) a la humanidad y a Dios, con la redención definitiva y verdadera. Ahora ya lo sabemos

“Una Plataforma Política Basada en la Cabalá”

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Esta semana: Parashá Ki Tavó

  • 22nd of Elul, 5779 septiembre 22, 2019

Artículos de Elul

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 104 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: