lun. Oct 14th, 2019

El Escudo de Java

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 

De acuerdo con la Cabalá, las almas que provienen del lado izquierdo, femenino de la realidad, buscan especialmente paz y protección. Cuando Abraham se convirtió en el primer creyente en el Dios Único, se le concedió el poder de proteger a sus descendientes.

Esta alhaja de exquisito diseño hecho a mano, es una creación del rabino Ginsburgh para adorno de la mujer que combina los tres escudos de Abraham, David, y Shlomó, de 5, 6, y 8 puntas, respectivamente. Juntos forman el Escudo de Javá, un símbolo de paz.

La Consumación de la Feminidad

La Torá nos enseña que el nombre hebreo de las personas y los objetos reflejan su esencia interior y es un factor determinante para la realización de su destino. El nombre de la primera mujer, Javá, significa “la fuente de la vida”. Fue la que participó en un principio del pecado original, que condujo a la muerte en el mundo. A pesar de eso, fue llamada “la madre de toda vida”, después de haber cometido el pecado! De Javá, la mujer arquetípica, surge también el poder de rectificar el pecado original que hay en toda mujer (y el hombre, al dar expresión al aspecto femenino de su personalidad) y transformar así su castigo, la muerte, en una fuente de vida eterna.

Si analizamos la palabra Hebrea Javá ( חוה – Eva), vemos que está compuesta de tres letras: jet ( ח ), vav ( ו ) y hei ( ה ). Profundizar en el significado de estas letras y el efecto de su combinación nos ayudará a entender el poder de la mujer para desarraigar la fuente del pecado primordial en la psicología humana.

El valor numérico de jet es 8, el de vav es 6 y el de hei es 5. Estos tres números son la cantidad de puntas de las tres formas clásicas de la estrella, conocidas como el «escudo de Abraham,» el «escudo de David,» y «el escudo de Shlomó». De esto se desprende que la combinación de estas tres estrellas, en ese orden, alude a cómo las mujeres pueden rectificar la realidad.

Abraham, David, y Salomón

Abraham vivió 19 generaciones después de Javá (justamente de valor numérico 19) y junto a su esposa Sará, comenzó la rectificación del pecado primordial. El Rey David (cuyo nombre hebreo suma 14) vivió 14 generaciones después de Abraham. El Rey Salomón fue la generación 15 de Abraham, y el valor numérico reducido de su nombre, Shlomó, es 15.

La mujer en general (y Javá en particular) se compara con la luna y el ciclo lunar con el ciclo fisiológico de las mujeres. Enseñan nuestros sabios que la generación del Rey Shlomó, la quinceava generación de judíos, es la generación de la luna llena. Tal como la luna alcanza su plenitud el día 15 de su ciclo mensual, la monarquía judía alcanzó su cumbre en esa generación. (Empezó a menguar y continuó así por 15 generaciones más, hasta que cesó con la destrucción del primer Templo.) En este contexto, Abraham, la primera generación judía simboliza la luna nueva y el Rey David simboliza su última fase antes de alcanzar su máximo.

La suma de estos tres números –1, 14, y 15–es 30, el número de días del mes lunar. Estos números (y la esencia de la personalidad que representan) son entonces la clave para rectificar todo el ciclo lunar, el cual, como dijimos, es un símbolo de la mujer. Al internalizar las esencias de estas tres grandes personalidades, podemos manifestar el lado femenino de nuestra personalidad y con ello rectificar el pecado primordial. Como dijimos, esas esencias se reflejan en los valores numéricos de las tres letras de Javá y los tres tipos de estrellas que comparten sus números con los valores numéricos de esas letras.

El Escudo de Abraham

Las ocho alas del escudo de 8 puntas de Abraham son medios cuadrados, esto es, triángulos rectos apuntando hacia fuera. Nuestros sabios aproximan la razón entre la hipotenusa de un triángulo recto y su lado en 7 : 5. (Exactamente, la razón es la raíz cuadrada de 2 : 1.) Se explica en Jasidut que el alma es capaz de meditar en la creación Divina que trae a la existencia continuamente trae la sustancia creada. Esto es decir la habilidad de fijar la mirada «diagonalmente», que significa, no ser engañado por la experiencia directa de la realidad física, sino percibir la realidad interna que hay “por detrás” de ella.

Esta es la esencia del nivel de profecía de Moshé, a que nuestros sabios se refieren como «viendo a través de un panel de vidrio claro.» La claridad y precisión de esta percepción profética se refleja en la forma que introdujo sus profecías: » Esto es lo que Dios ordenó». La palabra Hebrea para «esto» (zé, זה ) se compone de dos letras, zayin y hei , cuyos valores numéricos son 7 y 5, respectivamente.

Cuando una persona es capaz de percibir la Divinidad que trae a la existencia a la sustancia creada, las dimensiones de tiempo y espacio se fusionan en su consciencia. Por esta razón hay ocho «alas» en el escudo de Abraham, lo cual alude a las ocho extremidades de las cuatro dimensiones del tiempo y espacio: pasado, futuro, sur, norte, este, oeste, arriba, y abajo.

El Escudo de David

El escudo de David es la única estrella cuyo polígono interior y las alas externas son iguales en área. Podemos imaginar las alas doblándose para cubrir exactamente el polígono interior, similar a la forma en que los pétalos de una rosa se abren en la mañana y se cierran por la noche. (la palabra Hebrea para «rosa», shoshaná , está relacionada a la palabra Hebrea para «seis,» shesh .)

Cuando el comportamiento exterior de una persona es natural y desafectado, refleja cabalmente sus sentimientos íntimos y es una señal de su sinceridad y autenticidad. La Torá considera que estos rasgos son las cualidades esenciales de un rey, ya que la sinceridad y la modestia implica dos cosas: que no hay dicotomía entre los sentimientos internos de la persona y su comportamiento exterior y que sus inclinaciones hacia la introversión y extroversión están perfectamente balanceadas.

El rey justo manifiesta este último rasgo en que esa distancia real frente a sus súbditos que exhibe al gobernar es directamente proporcional a su sentido íntimo humildad. De hecho, su reserva no sólo no contradice su humildad sino que la refleja perfectamente.

Por lo tanto es apropiado que esta forma geométrica esté asociada con el rey David, quien dijo de sí mismo: «Siempre he sido bajo a mis ojos».

Está explicado en Jasidut que Dios empleó dos manifestaciones diferentes de Su poder creativo para crear y sustentar la realidad. La luz creativa trascendente responsable de la existencia en general, y la luz creativa inmanente que determina la forma y naturaleza de cada ser. La luz trascendente normalmente no se revelar en la conciencia humana, permanece inconciente pues su intensidad puede avasallar la personalidad derivada de la luz inmanente. Pero las humildad característica de una persona sincera pueden unir la luz trascendente de Dios (reflejada en el comportamiento externo del individuo) con Su luz inmanente (reflejada en sus sentimientos internos).  

El Escudo de Shlomó

La forma del escudo de Shlomó expresa el principio fundamental subyacente del arte, tanto del arte Divino (es decir, la creación del mundo) y el arte humano: la sección dorada. También llamada la proporción áurea, la relación matemática representada por la fórmula . El elemento especial que contiene es la raíz cuadrada de 5, que se refleja en la forma de esta estrella, como veremos.

Al examinar la cinco «alas» del escudo de Salomón, vemos que cada una posee dos lados externos de igual largo que su parte en el pentágono interno. El radio entre ambos lados externos a los otros dos es la sección dorada. Por tanto, el significado interno del escudo de Salomón es el grado interno, esencial reflejado en todos los aspectos de la creación de D-s. El artista humano considera que su meta es imitar y exponer su belleza inherente.

Realmente, esta forma puede ser vista para reflejar la imagen Divina en la cual el hombre fue creado, ya que el cuerpo del hombre posee muchos ejemplos de la sección dorada, mucho mas allá de la frecuencia de su aparición en otras criaturas o elementos de la creación. (Podemos incluso dibujar esta estrella como un hombre parado en sus dos pies, su cabeza arriba y las dos manos extendidas a los lados.)

Esta estrella es por tanto correctamente asociada con el Rey Shlomó, ya que evidenció una sensibilidad suprema por la gracia y la belleza, cuya consumación se refleja en lado de la sacralidad en la construcción del Templo Sagrado. La construcción del Templo es la principal ocupación de todo Judío en todo tiempo y todo lugar, en el sentido de que su vida esta dedicada a transformar el mundo en una casa para Dios, como está escrito: «Y Me harán un santuario, y Yo moraré entre ellos». Todo judío está llamado a realizar cada mitzvá y cada buena obra de la forma más bella y exquisita posible, de modo de glorificar a Hashem con su máxima habilidad.

La Relación Entre los Escudos

De acuerdo con lo que hemos visto, se desprende que las tres estrellas –siguiendo el orden de las tres letras del nombre Javá— corresponden a las tres reorientaciones básicas del intelecto, emoción y acción, que juntas forman la base del servicio Divino.

El escudo de Abraham es la rectificación del intelecto del hombre, su habilidad para reconocer y apreciar la nada Divina dentro de la creación. El escudo de David es la rectificación de las emociones del hombre, su sinceridad y honradez en su relación con Dios y con el hombre. El escudo de Salomón es la rectificación de la acción, infundiendo belleza y elegancia en todos los asuntos del hombre, al dedicarlos a engrandecer la Gloria de Dios.

Por tanto, estas tres estrellas que configuran la rectificación de Javá, abarca todas las reorientaciones de la conciencia requeridas para rectificar el pecado primordial y restaurar a la humanidad a su nivel original, inmaculado y acompañarlo en la redención final.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Esta semana: Parashá Haazinu

  • 15th of Tishrei, 5780 octubre 14, 2019

Artículos de Tishrei

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 117 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: