lun. Sep 23rd, 2019

El Propósito de la Meditación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
El Propósito de la Meditación
El propósito de la meditación o hitbonenut en la Torá, esclarecida con las enseñanzas del jasidismo, es despertar el corazón judío para que pueda apartarse de la vanidad, la falsedad y la futilidad de la existencia ilusoria que llena su conciencia y pueda volverse hacia la verdadera realidad: Di-s (ver Rambam, Mishné Torá, comienzo del Sefer HaMada ).
La efectividad en la meditación, como en todo emprendimiento humano, es claramente un regalo de Di-s (ver Deuteronomio 8:17). Pero, como todo asunto que tiene que ver con el libre albedrío, el éxito depende también del esfuerzo y la voluntad del hombre.
Cuando un judío medita con este propósito en mente cumple por consiguiente con los siguientes mandamientos:
1. «Yo soy Di-s tu Di-s …» ( É xodo 20:2 y Deuteronomio 5:6. Este es el primero de los Diez Mandamientos), es decir, creer en la necesaria existencia de Di-s, del cual deriva toda existencia subsecuente (ver el Rambam citado arriba). 
 
2. «Oye, Oh Israel, Di-s es nuestro Di-s, Di-s es uno» (Deuteronomio 6:4) es decir, reconocer la perfecta unidad de Di-s en todas Sus creaciones. 
 
3. «Sabe este día y asiéntalo en tu corazón que Di-s es Di-s…» (Deuteronomio 4:39), y «Conoce el Di-s de tu padre…» (Crónicas I 28:9), es decir, estudiar, reflexionar y saber lo más que se pueda acerca de la luz y vida Divina que hay en toda la existencia (ver Likutei Amarim-Tania , Kuntres Ajarón , edición bilingüe, editorial Kehot Sudamericana, Buenos Aires).
La actitud básica requerida para el cumplimiento de todas las mitzvot de la Torá, la «tierra» donde la semilla pueda arraigar, crecer y dar frutos, comprende:
1. La humildad y simplicidad de un súbdito dedicado cumpliendo el deseo del Rey.
 
2. El desinterés y el servicio amoroso de un hijo hacia su padre.
La meditación, por ser la mitzvá fundamental, es la que más requiere de esta productiva «tierra».
El ego del hombre y el amor propio no le dejan ver sus deficiencias, especialmente aquellas relacionadas con la arrogancia del ego en si. Los sabios dicen: «¿Quién es sabio? Aquel que conoce su lugar «. La verdadera evaluación de nuestro lugar sólo puede venir luego de años de una ardua y sentida labor espiritual.
En definitiva, Di-s le da todos sus conocimientos a aquel cuyo corazón Lo llama de verdad, pero no puede ni debe esperar adquirir con la meditación de una sola vez todos los objetivos mencionados; aunque desde un principio la meditación le llenará la conciencia con una sensación nueva de luz y belleza, sólo más adelante, luego que la «tierra» fue «labrada» con el reconocimiento de nuestro lugar y fue fertilizada con los nutrientes de la Torá, entonces podemos esperar que la semilla de la meditación produzca plenamente sus frutos, a saber:
1. El alejamiento de nuestro corazón de nuestra anterior «pequeñez» y «humildad» (en el sentido negativo), que interfiere con nuestro amor a Di-s y al prójimo judío.
2. El florecimiento de un nuevo corazón, pleno de amor y temor a Di-s, amor al prójimo judío y a toda la creación de Di-s.
Muchos principiantes se equivocan buscando abstracción en la meditación («escape»). El jasidut enseña que nuestra intención inicial en la meditación debe ser traducir la «inteligencia» percibida instintiva y claramente por el Alma Divina a la inteligencia natural y oscura del alma animal. Conseguimos esto a través del uso de parábolas precisas y ejemplos físicos relacionados con los conceptos Divinos de la meditación. Esto parece una mundana tarea intelectual, pero debe esforzarse en:
1. permanecer conciente del objetivo de su meditación, como ya se dijo,
2. rezar (la meditación es conocida en la Torá como «el servicio del corazón» [la plegaria] a Di-s para que nos regale Su Verdad en la meditación y
3. ser conciente de que el «intelecto» es en definitiva Divino y no mundano.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Esta semana: Parashá Ki Tavó

  • 23rd of Elul, 5779 septiembre 23, 2019

Artículos de Elul

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 104 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: