dom. Jul 12th, 2020

Entre Di-s y el Hombre

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El Corazón Que Nunca duerme

«mi hermana»

El amor entre hermano y hermana difiere del amor entre marido y mujer en tres aspectos. A diferencia del amor marital, el amor fraternal no depende de la proximidad física. Es relativamente constante, mientras que la intensidad del amor marital es fluctuante. El amor fraternal es frío, falto de pasión, mientras que el marital es fogoso y apasionado. El origen de esta distinción es que el amor fraterno es instintivo y natural, requiriendo sólo el incentivo de la memoria, mientras que el marital es una experiencia de acercamiento continuamente renovado.

La primera etapa en la relación del alma con Di-s es comparada al del amor de hermano y hermana, un amor que tiene las ventajas de ser instintivo, natural y presente constantemente. No es una pasión abrasadora ni un deseo apasionado por incluirse dentro de la unidad Divina; no obstante, el judío debe alcanzar primero este nivel de conciencia en su «despertar desde abajo». Esta etapa no es fluctuante y no requiere ningún estado adicional de conciencia a nuestra identidad judía simple y eterna. Es un instinto hereditario poseído por todo judío, transmitido a nosotros por nuestros patriarcas Abraham, Itzjak y Iakov. Puede expresarse a la distancia y no depende de profundas experiencias religiosas que no están presentes usualmente en las primeras etapas del servicio a Di-s.

«mi compañera»

«Compañera»describe el acercamiento entre los cónyuges matrimoniales que sigue a la relación «hermano-hermana». Este estado amoroso renace en el corazón a través de experimentar la Luz durante la meditación. Con el servicio maduro de la meditación, el judío cumple con la mitzvá de conocer a su Creador, como dice la Torá: «y deberás saber este día y retornar a (asentar en) tu corazón que Di-s es el Todopoderoso en los cielos arriba y en la tierra abajo, no hay otro» (Deuteronomio 4:39). El amor recién nacido expresa el elemento de fuego en el alma, mientras que el flujo natural del amor instintivo expresa el elemento espiritual de agua.  El corazon que nunca duerme

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: