jue. Sep 19th, 2019

Haciendo lo Correcto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Enfrentando los Conflictos

Dicen los sabios que cuando el pueblo judío vio que los egipcios los perseguían, se dividieron en cuatro grupos en cuanto a lo que había que hacer. Un grupo dijo que debían rendirse y regresar a Egipto; un segundo grupo quería pelear contra los egipcios; el tercero quería escapar al desierto y esconderse (de acuerdo con el Talmud de Jerusalem quería implorar a Dios allí); el cuarto grupo sopesó las opciones y decidió avanzar hacia el agua.



Cuatro Grupos, Cuatro Enfoques

Aquí hay una lección general que tenemos que aprender. Los egipcios precipitándose desde atrás son un símbolo de las dificultades que amenazan frenar nuestro avance y el logro de nuestros objetivos. Las cuatro respuestas diferentes ante el conflicto inminente provienen de diferentes formas de ver el mundo, cada una de las cuales representa una conciencia asociada con uno de los cuatro mundos espirituales que explica la Cabalá.

La consigna del primer grupo que quería retornar a Egipto es rendirse inmediatamente a las demandas del enemigo. Este es el punto de vista de aquellos cuya única ambición es vivir confortablemente y sin preocupaciones, más vale malo conocido…. Cuando se enfrentan ante un desafío, estas personas abandonan sus creencias y sus metas. Esta actitud se expresa hoy en día en aquellos que buscan rendirse a los árabes con la esperanza de que a cambio, ellos actúen de buena fe y también abandonen sus propias metas y objetivos. Esta es la enfermedad que padecen muchos, que a la luz de las dificultades sufridas en la Tierra de Israel, simplemente empacaron sus cosas y se fueron a algún lugar “mejor”, incluso estando dentro de la Tierra de Israel.

También el llamado a las armas para luchar contra el enemigo que realiza el segundo grupo contiene un aspecto oculto de rendición. Al detener su propio avance para darse vuelta y enfrentar al enemigo, aunque no se ha rendido completamente, le ha dado una victoria parcial al adversario al frenar la marcha dejando el objetivo de lado.

El tercer enfoque, escaparse al desierto, no trata de enfrentar al enemigo sino más bien está diciendo, como en el verso de Ishaiá: “Escóndete por un momento, hasta que pase el peligro”. 1 El argumento de muchos judíos piadosos de nuestros días, que conocemos tan bien, es esconderse, aislarse en la sombra de “las nubes de gloria”. En ese mundo cerrado, esperan que las cosas mejoren solas. Esta manera de enfrentar el conflicto y los desafíos también expresan un elemento rendición, al fomentar un sentimiento de impotencia y de aversión a enfrentarse a las dificultades.

La cuarta forma de pensar, y es importante destacar que este camino es la única opción que concuerda con la del Todopoderoso, afirma que la única respuesta apropiada para un enemigo como Egipto que ataca de atrás (al contrario de Amalek que al final de nuestra parashá ataca de frente y nos obliga a luchar con él) es empujar para adelante, incluso si esto implica caminar derecho hacia el mar. La única solución real es ignorar al enemigo que viene de atrás, avanzar y continuar marchando hacia nuestro objetivo, con determinación y espíritu de auto sacrificio.

Cuatro Enfoques, Cuatro Mundos

Cuando relacionamos estos cuatro modos de conciencia con los Mundos Cabalísticos, notamos que cada uno refleja a keter , la sefirá de la corona, el origen inconciente que determina la actitud general de la conciencia en cada mundo en particular.

El primer grupo que agita la bandera de la rendición corresponde a Asiá , el Mundo de la Acción, el nivel de conciencia más bajo, donde el mal siempre lleva la ventaja. Cuando la conciencia del judío reside principalmente en este mundo, donde hay un ocultamiento casi absoluto de la Divinidad, la verdad y la voluntad de Dios, y permanece separado de la conciencia y el punto de vista de los mundos superiores (donde hay más revelación, y con los cuales uno se conecta a través de la Torá y los tzadikim) al enfrentar un conflicto no puede ayudar. En cambio siente que no hay esperanza y que el mal vencerá y saldrá triunfante. Una persona en este estado mental se desespera porque se siente aislada y solitaria, incluso si está en un grupo de personas con la misma mentalidad.

La aproximación al conflicto que toma el segundo grupo que se vuelve para enfrentar al enemigo corresponde a la conciencia de Ietzirá , el Mundo de Formación, que divide (por lo menos externamente) la realidad en mitad bueno y mitad malo. Aquí es donde tiene lugar la batalla entre las inclinaciones del bien y el mal de cada persona. Los que se vuelven para dar batalla al mal es porque no han escuchado o prestado atención a la enseñanza del Baal Shem Tov, que dice: tenemos que “alejarnos del mal”, a través del poder de “hacer el bien”. 2Para triunfar en nuestra lucha contra el mal (ya sea el mal que está al acecho en nuestro corazón, o investido en un enemigo externo), el Jasidut enseña que debemos ignorarlo y concentrarnos sólo en aumentar nuestras buenas acciones. Como hemos explicado, al darse vuelta para involucrarse con el enemigo, olvidándose de la tarea de bien que tiene entre manos, la conciencia de este grupo le brinda al enemigo una importante victoria psicológica.

Las personas del tercer grupo, que prefieren el camino de aislarse en el desierto hasta que todo se termine, corresponden a la conciencia que se encuentra en Briá , el Mundo de Creación. Este Mundo es la fuente del arrepentimiento ( teshuvá ) y del clamor a Dios, que surge del sentimiento de distancia respecto a Atzilut , el Mundo de Emanación que está por encima con la conciencia de que se es uno con lo Divino. Esto provoca que el individuo con este tipo de conciencia clame y ruegue a Dios (distanciándose así de su verdadero destino, el Monte Sinaí, que simboliza la conciencia Divina del Mundo de Emanación).

que provienen de una conciencia del Mundo de Creación están asentados y ciertamente hay momentos en que uno simplemente se vuelve a Dios y clama por su salvación: “desde mi ser y desde las profundidades del corazón”. 3 Sin embargo, por mucho que se hayan depurado las emociones, la estructura mental de la conciencia de este grupo aun es existir y carece de la habilidad de mantener el enfoque en el objetivo final, en este caso alcanzar el Monte Sinaí y recibir la rectificación y claridad total de la Torá.

La conciencia del cuarto grupo corresponde a la percepción de Atzilut , el Mundo de Emanación, el mundo superior, donde la voluntad de Dios brilla radiante y claramente. En Cabalá esto es descripto como “el principio padre” (es decir, la sabiduría suprema, el origen de la Torá) anidado en emanación”. El objetivo real es conectar las almas de Israel a la Torá, su verdad y la vida que brinda. Entonces, la meta es alcanzar el Monte Sinaí y si un mar está bloqueando el camino, uno debe estar preparado para saltar al agua, sin vacilación, sabiendo perfectamente bien que nada puede impedirnos alcanzar este objetivo.

Obviamente, en esto hay un poderoso mensaje para nosotros, porque hoy en día también afrontamos desafíos muy difíciles y no es para nada fácil elegir la salida más sencilla. A veces, incluso elegir pelear es una mala elección, porque el único propósito que tiene el mal es confundirnos y desviar nuestra concentración de la tarea real. Por lo tanto, la única respuesta verdadera y probada es continuar moviéndonos para adelante y avanzar hacia nuestras metas con total auto sacrificio.

(Basado en el libro Maljut Israel, del Rabino Itzjak Ginsburgh, en preparación)


1 Ishaiá 26:20
2 Salmos 34:15
3 Salmos 64:7

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Esta semana: Parashá Ki Tavó

  • 19th of Elul, 5779 septiembre 19, 2019

Artículos de Elul

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 100 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: