dom. Oct 20th, 2019

Luz de Israel

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
LUZ DE ISRAEL
 
Una vez, cuando Rabi Elimelej se retiró a las montañas para su servicio a Dios, tuvo una visión del santo Baal Shem Tov de pie en la cima de una montaña. En su visión, el Baal Shem Tov saltó de la montaña y su imagen se dividió en seiscientas mil chispas, una por cada judío. Rabi Elimelej levantó una de las chispas y vio en ella un reflejo de todo el pueblo judío.1 Nuestro maestro, Rabí Israel Baal Shem Tov, era un narrador de historias.2 No sólo contaba las historias, en verdad toda su vida fue esa historia.
El poder curativo que hay en las historias verdaderas, aquellas provenientes desde la antigüedad, se encuentra en su éxito en traer lo más excelso de lo alto a lo más bajo de lo bajo. Esta es la luz con la que el Baal Shem Tov nos ilumina. A pesar de que los capítulos de su vida son absolutamente maravillosos,3 vivió aquí con nosotros como ningún otro tzadik lo ha logrado. Vestido con el sombrero de piel de un campesino sencillo, franco, y con amor infinito por cada judío, el Baal Shem Tov y su vida son una parte indivisible de la historia judía contemporánea.
Quien conocía al Baal Shem Tov, las personas se sorprendían por su presencia y se maravillaba cómo su imaginación era capturada por una historia increíble. Todos los que le conocieron, reconocieron que sus acciones y su conducta estaban hablando de un tipo de historia totalmente nueva y completamente diferente. Era una historia sobre el misterio del mundo y sus raíces, una historia sobre el palacio del rey y los hijos del rey. El Baal Shem Tov nos envió a nosotros a contar nuestra propia historia, y la luz que emerge de su historia ilumina la vida de cada judío.

 
1 Véase el testimonio del Rebe Najman en el primer prefacio de Sipurei Maasiot: «A través de una historia, el Baal Shem Tov, obm, podía hacer unificaciones. Cuando veía que los conductos superiores habían sido dañados y que era imposible su reparación a través de la oración, los reparaba y reunificaba a través de una historia «.
 
2 Para una visión general de lo anterior, véase el discurso del Lubavticher Rebe, Vaiomer Hashem el Moshé – 5746 (Torat Menachem 5746 -. Vol. 2, pp 491ff). En este discurso, el Rebe de Lubavitch explica que el Baal Shem Tov corresponde a Atik Iomin (literalmente, el Anciano de los Días, ver Daniel 7:09), la extensión infinita anterior se reveló por todas partes sin limitaciones. Ver también, la historia titulada «El pensamiento activo» en el vol. 3 de esta serie.
 
3 Véase más adelante, Cómo la aparición del Baal Shem Tov marca el amanecer del sexto milenio, la primera luz de la preparación del Shabat (el séptimo milenio) y la completa redención.
 
 
 
ESTA HISTORIA DEL BAAL SHEM TOV Y SUS COMENTARIOS SON PARTE DE UN TRABAJO DE VARIOS VOLUMENES DEL RABINO GINSBURGH SOBRE LAS HISTORIAS DEL BAAL SHEM TOV. ESTA ANTOLOGIA APARECIO EN HEBREO Y ESTA SIENDO TRADUCIDA AL CASTELLANO. YA ESTAN DISPONIBLES LOS ESPACIOS PARA LAS DEDICATORIAS. POR FAVOR, ESCRIBANOS POR EMAIL PARA LAS SOLICITUDES.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
  • Sukkot VII (Hoshana Raba) octubre 20, 2019 Feast of Tabernacles https://hebcal.com/h/sukkot

Esta semana: Parashá veZot HaBerajá

Artículos de Tishrei

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 121 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: