lun. Oct 14th, 2019

Tratado de los Padres – Pirkei Avot

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En esta lista de vídeos puedes ver las meditaciones correspondientes a cada capítulo.

Pirkei Avot – Primer Capítulo – Mishná 1
01- Moshé recibió la Torá del Sinaí – El Tratado de los Padres

Los seis capítulos del Pirkei Avot, El Tratado de los Padres, son una obra básica de ética judía, donde los sabios del Talmud nos enseñan principios básicos para nuestra vida, nuestra relación, con Dios, con los demás, con el mundo que nos rodea y sobre todo con nosotros mismos.

Cuando termina Pesaj, cada Shabat a la tarde leemos un capítulo con todas sus mishnaiot o enseñanzas después de la plegaria de Minjá, como preparación interior para llegar al momento del Juicio, el día tremendo de Rosh Hashaná.

Estas meditaciones jasídicas del rabino Ginsburgh nos guían a la meditación o hitbonenut que nos enseña el Jasidut Jabad. Meditar con la mente, Jojmá-Biná- Daat, centrandonos en la sefirá de Biná-Entendimiento, el principio Madre, para refinar las 6 cualidades del corazón y la acción, los hijos. La mente rige al corazón, refinando, rectificando, dulcificando nuestras emociones y conductas naturales relativamente animales, adquiriendo así una segunda naturaleza que nos eleva al rango de Medaber, seres humanos que pueden elegir qué hacer y qué prefieren amar, temer, etc.

 

PIRKEI AVOT 2 el servicio a Dios y la rectificación de las cualidades del corazón
TODOS TUS ACTOS ESTÁN ESCRITOS EN EL LIBRO

En el segundo capítulo del Tratado de los Padres está escrito: “Pon atención en tres cosas, y no llegarás a transgredir: ‘sabe qué hay arriba de ti, un ojo que ve y un oído que oye, y todas tus acciones están escritas en el libro”. Hay una interpretación jasídica muy bella. En la época del primer Templo Sagrado el pueblo de Israel experimentaba “el ojo que ve”, que Hashem veía con Su ojo, es decir que las personas podían ver la Divinidad de forma revelada. En el segundo Templo ya no había una revelación de la Presencia Divina, pues cinco cosas ya no estaban en el segundo Templo, pero aún se podía oír La Voz Celestial, “el oído que escucha”. ¿Y qué sucede ahora en el tiempo del exilio, cuando ya no tenemos esa vivencia directa de poder contemplar y vivenciar el ojo que ve y el oído que oye? Lo que siempre permanece, incluso en las tinieblas del exilio, es que “todos tus actos en el libro están escritas”. ¿Qué significa esto? Cuando abrimos un libro y estudiamos Torá en aras de la Torá, ya sea el Tanaj, la Torá Oral, la Mishná o el Talmud, el Sagrado Zohar, Jasidut, en el libro hay una revelación de la Presencia Divina. El Baal Shem Tov nos enseñó que cuando la persona estudia Torá en aras de la Torá, todas sus acciones están escritas literalmente en la lección diaria que estudia de acuerdo al orden del día. Entonces, sólo tiene que abrir el libro y allí tiene una revelación Divina. Así: “todas tus acciones en el libro están escritas”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Esta semana: Parashá Haazinu

  • 15th of Tishrei, 5780 octubre 14, 2019

Artículos de Tishrei

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 117 suscriptores

UNETE A NUESTRA LISTA DE EMAIL

Suscripción

Recibe diariamente videos y meditaciones en tu celular

(envía un mensaje con tu número celular, nombre y país, y te agregaremos a nuestros grupos)
WhatsApp al +972 5239 13770
Telegram en https://t.me/galeinai

A difundir los manantiales del Jasidut

A %d blogueros les gusta esto: